Tratamiento con infiltración de Colágeno
13 junio, 2016
Show all

Tratamiento Conservador

El dolor de espalda es uno de los problemas mas frecuentes con que nos encontramos en consulta.

La mayoría de los problemas que afectan a la columna vertebral puede ser tratados mediante medidas conservadoras.

Hay que tener en cuenta que el 80% de la población, tienen dolor de espalda en algún momento de la vida.

 

Hablamos de la lumbalgia aguda ó lumbalgia crónica.

Se define como lumbalgia aguda, cuando solo duele la espalda y normalmente de aparición brusca y no hay sintomatología neurológica acompañante, suele ser un proceso que cede con los tratamiento habituales y suele se deberse a problemas musculares. Las crónicas suelen tener un componente anatómico subyacente como artrosis u otra patología etc… que normalmente son tratadas mediante técnicas de fisioterapia, escuela de espalda que incluyen tratamientos posturales, masoterapia, potenciación de la musculatura etc.. y medicación analgésica, miorrelajante y antiinflamatoria.

El tratamiento conservador de la patología degenerativa de loa columna en general pasa por el ejercicio aeróbico, las medidas higiénico-posturales y la rehabilitación en la cual la natación tiene un espacio importante.

El objetivo del manejo conservador es por un lado reducir la demanda funcional de los discos intervertebrales y por otro potenciar la musculatura abdominal y lumbar para “ayudar” a los discos a soportar la carga han de soportar. Esta carga, es decir la presión que se ejerce en ellos, se ve disminuida si los músculos de la columna están fuertes y sanos. La mayoría de los dolores de espalda son debido a insuficiencia o debilidad de los músculos.

No debemos operar a paciente que no hayan intentado un tratamiento conservador por al menos 6 meses salvo que tengan sintomatología neurológica de instauración aguda ó bien empeoramiento progresivo.

Por tanto los tratamientos no quirúrgicos incluyen

– Medicación
– Fisioterapia
– Infiltraciones en la columna
El fin primordial del tratamiento del dolor lumbar es el de retornar al paciente a su actividad normal.

La toma de decisión no dependerá del capricho del cirujano ni de la técnica que esta de moda en ese momento.

Los objetivos de tratamiento deben ser:

– Retorno lo antes posible a una función normal de la columna lumbar.
– Recuperación laboral habitual.
– Retorno a sus actividades lúdicas.
– Al menor coste posible para el propio individuo y para la sociedad.

Deja un comentario